Financial Resource Center

Credit


La propiedad de vivienda para hispanos en los Estados Unidos

by Jorge Antezana-Pimentel / December 7th, 2018


Convertirse en un dueño de una casa ha sido parte del “Sueño Americano” por muchos años. Esto también es cierto para los nuevos inmigrantes.

Comprar una casa por primera vez puede traer una mezcla de emociones positivas y negativas. Esto es lo que le sucede a la mayoría de los hispanos en los Estados Unidos, especialmente a los inmigrantes de primera generación que no entienden exactamente cómo funciona el proceso de compra de una casa. Se enfrentan a tres retos principales: calificación de crédito, el pago inicial y el más importante, la barrera del idioma.

Tener buen crédito es necesario para obtener un préstamo. Este es un desafío que enfrentan muchos hispanos de primera generación. Muchos de ellos no entienden cómo funciona el modelo de puntaje de crédito y por qué es importante generar crédito.

El otro problema que enfrentan los inmigrantes hispanos de primera generación es obtener fuentes para un pago inicial. La mayoría de los prestamistas hipotecarios solicitarán un pago inicial de 3% o 5% del precio de compra, según el programa. También hay programas que no requieren un pago inicial, pero su pago mensual puede aumentar. Dado que algunas familias viven de cheque de sueldo a cheque de sueldo y no han establecido un plan de gastos, ahorrar para este pago inicial puede ser un problema.

El último y más importante problema es la barrera del idioma. Los términos y condiciones de un préstamo hipotecario pueden ser difíciles de entender para un hablante nativo de inglés, esto es aún más difícil para alguien que está aprendiendo inglés como segundo idioma. Hay pocos prestamistas que tienen representantes y oficiales de préstamos hipotecarios actuales hispanohablantes, y esta cantidad está aumentando, pero la necesidad de más en la industria de servicios financieros es cada vez mayor.

Aquí hay algunas sugerencias para enfrentar estos desafíos:

1. Diríjate a tu cooperativa de crédito y solicitar una consulta de crédito. El representante pueda analizar en profundidad tu informe de crédito y encontrar maneras de mejorarlo. Es importante mantener un buen puntaje de crédito, ya que determinará el costo que pagarás por los diferentes tipos de préstamos.

2. Crea un plan de gastos y establece objetivos financieros a corto y largo plazo. Como se mencionó anteriormente, la mayoría de los programas requieren un pago inicial del 3% o 5% para una casa. Por ejemplo, si desea comprar una casa de $200,000, el 3% sería $6,000 y luego pagaría alrededor de $1,500 a $2,000 en costos de cierre. Eso significa que necesitas un total de $8,000. ¿Cómo vas a obtener esos fondos? ¡Estableciendo tus metas financieras y creando un presupuesto! No gastes demasiado dinero saliendo a comer o comprar ropa nueva. En vez, usa algunos de esos fondos para ahorrar para tu pago inicial.

3. Si el idioma es una barrera, lleva un intérprete a tu reunión con el funcionario de prestamos hipotecarios. Pregunta si hay un miembro del personal bilingüe en una institución financiera o lleva un miembro de tu familia que habla bien el inglés. Si hay algún seminario de compra de vivienda en tu comunidad, asista a ellos para obtener más información. Además, si eliges un oficial de préstamos hipotecarios que no está con tu cooperativa de crédito, asegúrate de que sea una persona de confianza. Es común que las comunidades menos representadas sean atacadas por estafas.

Es importante que los hispanos sean proactivos y estén listos cuando compren su casa. Comprar una casa por primera vez es parte del sueño americano y todos en este país merecen que ese sueño se haga realidad.

 

Facebook Post